FANDOM


Chris Ritter (alias Mark Jäger)
Género: Maculino.
Protagonismo: Protagonista.
Ocupación: Policía infiltrado => Brigada de carreteras.
Apariciones: Temporadas 11 y 12; mencionado en la 13.

Chris Ritter es un personaje ficticio de la serie Alerta Cobra que es interpretado por Gedeon Burkhard durante el transcurso de la décimo primera y segunda temporada, haciendo de compañero de fatigas de Semir Gerkhan tras la muerte del anterior compañero del mismo Semir.

CaracterísticasEditar

Físicamente, Chris Ritter está muy preparado para desempeñar su trabajo, dado que puede llegar a correr más rápido que Jan y posee amplios conocimientos de lucha, lo que le permite derribar oponentes peligrosos sin mucho esfuerzo, aparte de que fue campeón del peso medio (dato que prevalce en su ficha policial). En su espalda se pueden ver varios agujeros de bala, fruto de uno de sus peores casos de su carrera.

Chris es el compañero más duro que Semir ha tenido jamás, dadas las secuelas de su trabajo como policía infiltrado, Chris trata con desprecio y dureza a cualquier criminal con que se topa, tuviendo que intervenir la propia Jefa para que se moderase. Poco a poco, Chris va remitiendo su agresividad para hacerse una persona con más facilidad de trato. De todas formas, aunque su tenso anterior trabajo le haya dejado marcas emocionales y psicológicas, Chris siempre demuestra su afecto por la gente cercana a él: sus compañeros, su anterior Jefe y su familia, así como a su hija Kathryn, con la que mantiene una relación algo difícil. Cabe destacar que Chris conoce varios idiomas, así como francés, inglés y sueco, lo que le permite desenvolverse con soltura en situaciones que requieran el uso de dichos idiomas, ya sea para atender a una familia extranjera en la autopista o para detectar abusos raciales.


HistoriaEditar

Brigada 70Editar

Antes de inmiscuirse en el caso que cambiaría su vida, Ritter trabajaba como policía infiltrado bajo la supervisión de la Brigada contra el crimen organizado, sabiendo sólo su Jefe Bernd Simon la tapadera de Chris, conocida como Mark Jäger. Chris consideraba a Simon casi como un padre para él.

A lo largo de su experiencia, Chris ha presenciado sucesos que le han marcado su carácter, volviéndose más duro y frío y sin temor alguno de usar la violencia para resolver sus ya numerosos problemas. El caso que más le marcó fue cuando perseguía a un criminal francés llamado Richard, quien descubrió su identidad y le sometió a tortura; aparte de que le disparó varias veces en la espalda cuando Chris trató de escapar. Este suceso provocó que Chris sucumbiera a las drogas, haciendo que su mujer le dejase: la experiencia como policía infiltrado también le salió cara la relación con su familia, en especial con su hija, la cual se quejó en más de una ocasión del hecho que no podía saludar a su padre cuando se lo encontraba por la calle.

Sólo gracias a la confianza que Bernd Simon depositaba en él, Chris salió adelante para poder continuar su trabajo.


Los GehlenEditar

En el episodio En la vida y en la muerte (piloto de la onceava temporada), Chris se infiltra en la banda de los Gehlen como un pez gordo de la prostitución en Berlín.

Al principio del episodio queda con Roman y Erik Gehlen en un almacén, apareciendo en un flamante Ferrari rojo. Tras presentarse ante ellos con su tapadera y conocedor de un amigo en el Departamento de pasaportes (para proporcionar carés falsos a las chicas que vienen en barcos), aparece la policía, con Bernd Simon al frente y los detiene a todos, mientras que una de las furgonetas de Gehlen (que en su interior contiene una prostituta ilegal asiática) se da a la fuga, aunque Tom y Semir logran cazarla en la carretera.

Tras rescatar a la chica y enviarla a una casa de acogida, Chris se dirige allí para segurarse de que no le pase nada, cosa que también hace Tom Kranich, quién en su afán por porteger a la chica se ve envuelto en un tiroteo en la casa y llama aSemir pidiendo ayuda, pero este llega tarde, dado que Tom es acorralado por Erik Gehlen, quien le ejecuta ante los ojos del propio Chris. Cuando Erik se marcha, Chris va hacia Tom para ver si puede ayudarle, pero pronto tiene que huir por que Semir cree que es el asesino y le dispara, aunque Ritter logra escapar ileso.

Semir, a partir de ese momento, acosa a Ritter (a quien todos conocen como Mark Jäger) buscando venganza, pero la protección que le proporciona Bernd Simon dándole una coartada falsa no hace más que empeorar las cosas para Semir, quien decide actuar por su cuenta para atrapar a Jäger, provocando una alocada persecución por la ciudad que culmina con la suspensión de Semir por parte de la fiscal. Aún así, Semir no se da por vencido y entra en el club de los Gehlen para ver si puede encontrar alguna pista para atraparlos, pero es descubierto y huye, hasta que es acorralado por Ritter en el tejado, pero para sorpresa de Semir, este le proporciona una vía de escape.

Erik mata a Bernd Simon en la carretera y posteriormente se reúne con su padre y con Ritter en un restaurante, asegurándole a Jäger que ya no habrá problemas con la policía, dado que pronto tendrán un amiho en el alto cargo. Chris pide ir al baño para informar a Simon de eso, aunque en la llamada, le informa su familia de que ha sido asesinado. Erik le había seguido al baño, aunque no oyó la conversación, pero aún así, comienzan a dudar de él.

Posteriormente, Ritter se presenta en casa de Semir pidiéndole ayuda e identificándose como policía infiltrado. Chris le cuenta a Semir que al ser asesinado Simon, el siguiente en la escalafón (un corrupto) podría averiguar todas las operaciones secretas, lo que le pide a Semir que borre su ficha policial para que no le descubran. Al día siguiente, Ritter se reúne con los Gehlen y con un sicario (quien tiene la orden de matarle o no según la llamada del corrupto) mientras que Semir y Hartmut logran borrar la ficha de Chris Ritter, por lo que los Gehlen quedan convencidos de que es de fiar, pero aún así, Erik sigue desconfiando.

Chris y Semir cooperan juntos para obtener los pasaportes y favorecer el intercambio en el puerto, pero Erik reconoce a Semir y manda secuestrar a Chris en un túnel. Semir, desesperado, usa las cámaras de tráfico para encontrar a Chris antes de que lo maten, para lo cual, llega justo a tiempo desde un helicóptero.

Ya, desde el helicóptero, Chris y Semir llegan al intercambio apoyados desde tierra por miembros del GSG-9, aunque los Gehlen huyen: Roman en coche y Erik en lancha. Roman es perseguido por Ritter hasta que este logra alcanzarlo en un choque lateral. Luego, coge el helicóptero para ayudar a Semir en la persecución acuática, sacándolo del agua, en el momento en que Erik los apunta desde el barco con una pistola, pero los policías son más rápidos y matan a Erik a tiros desde el aire.

Ritter dice adiós a su carrera como policía infiltrado y acompaña a Semir al cementerio, donde Semir visita la tumba de Tom y Chris hace lo propio con Bernd Simon, aceptando ambos policías que deben pasar página y seguir adelante.


Chris y SemirEditar

Los primeros casos con Chris Ritter fueron algo difíciles para Semir, dado que el trabajo como policía infiltrado le había dejado secuelas psicológicas importantes a Chris, quien ve el mundo muy negro y utiliza métodos que no puede permitirse, pero gracias a la ayuda de Semir, Chris se va moderando, a la vez que ata varios cabos sueltos en su vida, tratando de resolver sus problemas familiares y coger a algunos criminales que en el pasado escaparon.

En el caso en que debían perseguir a un asesino conocido como Billy el niño, Chris menciona que en el ambiente que frecuentaba cuando estaba infiltrado ya había oído hablar de él, diciendo que era uno de los mejores asesinos del país. También se hizo patente el caso en que debían resolver un caso de tráfico de diamantes, en el que se encuentra a Richard, un criminal francés que descubrió su identidad y trató de asesinarlo.

También ha habido casos que le han relacionado con su familia: en uno se reconcilió con su hermana Jeaniene Ritter, a la cual secuestraron unos criminales para usar su corazón e implantarlo en un niño enfermo; y otros dos en los que apareció su hija Kathryn Ritter, siendo el primero de ellos el primer episodio de la doceava temporada, en el cual secuestran a una amiga suya; y el segundo un episodio doble, donde esta vez es ella la secestrada, junto con Andrea Schäfer y Aída Gerkhan para chantajear a Chris y a Semir.

En el episodio Exodus no pudo acompañar a Semir debido a que se le inundó el piso y tuvo que tratar con el portero y los responsables.


Último casoEditar

El último caso de Chris Ritter se produce en el episodio Entre enemigos, en el cual curiosamente, debe volver a entrar en el juego de policía infiltrado de los infiltrados, a parte de que se reencuentra con una antigua conocida suya, conocida como Tania Winter.

Todo se produce cuando unos traficantes se asustan de la presencia de la policía y disparan contra ellos en un aparcamiento para producirse una posterior persecución a la furgoneta, salvándose ý escapando sólo uno de los traficantes. A partir de entonces, Semir y Chris se ponen bajo la supervisión de la Brigada contra el crimen organizado y se infiltran en la banda del conocido traficante holandés Sander Kalvus y para pillarle idean la arriesgada treta de hacer que crean que van a limpiar el depósito de pruebas de cocaína para sustituirla por polisocianato, un material idéntico a la vista.

Sin embargo, Sander se da cuenta del engaño y captura a ambos policías y a Tania para asesinarlos en un almacén, pero Semir y Chris tratan de escapar abriéndose paso a tiros, Chris en concreto con un AK 47, pero cuando se le agotan las balas, debe cubrirse por que Kalvus le dispara desde su helicóptero, pero el hecho de que la compañera de Chris haya sido capturada y apunto de aser asesinada en ese miemo momento, incita a Chris a sacrificar su vida para salvar a Tania, matando a su captor, pero recibiendo disparos mortales de Kalvus, lo que hace que Chris caiga antes de que Semir logre derribar el helicóptero de Sander.

Chris muere antes de que llegan los refuerzos, siendo la cara de Tania lo último que ve, mientras que Sander escapa.

En la decimotercera temporada, Semir hace lo imposible para arrestar a Kalvus y llevarlo a Berlín para ser juzgado, con una actitud muy arisca cuando recibe a su nuevo compañero Ben Jäger. Semir no le considera digno de confianza y esa actitud hace que Jäger le pregunte a la jefe el por qué de esa actitud de Semir tan negativa hacia él, a lo que la Jefa le responde que Sander Kalvus fue el asesino directo de Chris Ritter (enseñándole a Jäger un informe sobre Chris) y que el traficante amenazó a la familia de Semir, lo que hace que Semir tenga mucho estrés encima.




Ver tambiénEditar

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar